miércoles, 11 de julio de 2012

MOVIMIENTOS INTERNOS EN EL HOMBRE

Entre  los movimientos internos que podemos señalar en el hombre, tenemos:


MOVIMIENTOS  DEL OJO:

          Solo un objeto cuya imagen se sitúe en el centro de la retina, estafrá enfocado. Por tanto, es necesario un control preciso de la posición de los globos oculares.  Seis músculos trabajan en grupo para mover los ojos  arriba, abajo, en sentido central o nasal, en sentido lateral, temporal o en rotación.  Estos músculos permiten enfocar unos 100 000 puntos diferentes del campo de visión.

MOVIMIENTO DE LOS PULMONES Y MÚSCULOS DE LA RESPIRACIÓN:

          Cuando el diafragma se contrae y se mueve hacia abajo, los músculos pectorales menores y los intercostales presionan las costillas hacia fuera.  la cavidad toráxica se expande y el aire entra con rapidez en los pulmones a través de la tráquea para llenar el vacío resultante.

          Cuando el diafragma se relaja, adopta su posición normal, curvado hacia arriba; entonces los pulmones se contraen y el aire se expele.
          La respiración tiene "dos fases" una es la inspiración y otra es la espiración.
En la inspiración el Diafragma, un músculo ubicado justo debajo de los pulmones, hala hacia abajo a estos órganos, haciendo que estos se expandan y que el aire pueda entrar en ellos.  En la Espiración, el diafragma se relaja, y por la misma elasticidad de los pulmones, estos se contraen y expulsan el aire que poseen en su interior



MOVIMIENTO DE LA COLUMNA VERTEBRAL:
         
          Aunque cada vértebra individual tiene poca movilidad, la columna vertebral del ser humano, costituye una estructura lo suficientemendte flexible como para permitirle doblarse y tocar la punta de los pies.

         Su forma de "S", centra el peso de nuestro cuerpo en los pies. de modo que evita que perdamos el equilibrio y caigamos.

MOVIMIENTOS DEL CORAZÓN:

          El corazón realiza dos movimientos, uno de contracción llamado sístole y otro de dilatación llamado diástole. Pero la sístole y la diástole no se realizan a la vez en todo el corazón, se distinguen tres tiempos :
Sístole Auricular : se contraen las aurículas y la sangre pasa a los ventrículos que estaban vacíos.
Sístole Ventricular : los ventrículos se contraen y la sangre que no puede volver a las aurículas por haberse cerrado las válvulas bicúspide y tricúspide, sale por las arterias pulmonar y aorta. Estas también tienen, al principio, sus válvulas llamadas válvulas sigmoideas, que evitan el reflujo de la sangre.
Diástole general : Las aurículas y los ventrículos se dilatan, al relajarse la musculatura, y la sangre entra de nuevo a las aurículas.
Los golpes que se producen en la contracción de los ventrículos originan los latidos, que en el hombre oscilan entre 70 y 80 latidos por minuto.


MOVIMIENTOS DEL ESTÓMAGO:
          El movimiento de los alimentos en todo el sistema digestivo recibe el nombre de movimiento peristáltico.
Por otra parte los músculos del estómago producen (durante la digestión de los alimentos), un movimiento ondulatorio que hace que los alimentos se mezclen con los jugos gástricos; así los alimentos que antes eran sólidos se transforman lentamente en una masa líquida y espesa llamada quimo.

MOVIMIENTOS  DEL ESÓFAGO  E INTESTINOS:

          Los movimientos peristálticos son parte del proceso de digestión, y corresponden a los movimientos de contracción realizados por nuestro esófago e intestinos de manera rítmica, con el fin de hacer transitar (descender) los alimentos hacia el estómago por el tubo digestivo. También se conoce esto como "peristalsis"

        Básicamente lo que ocurre es que nuestro cerebro, al tener la información de que estamos ingiriendo alimentos, coordina esta serie de movimientos por parte del aparato digestivo para hacerlos transitar, incluso si nos encontramos en una posición que no sea de pie.

         Los músculos involucrados en el proceso de los movimientos peristálticos se van contrayendo y relajando de tal forma que llevan al alimento a irse moviendo por el tubo en dirección al estómago. Son considerados movimientos involuntarios, ya que no tenemos control consciente de hacerlos, o sea parecen producirse por si mismos.

        Cuando vomitamos, digamos que el proceso se realiza empujando los alimentos en sentido contrario, por lo que en este caso se llaman movimientos "antiperistálticos", más conocidos como reflujo.


MOVIMIENTOS  DE LOS URÉTERES Y VEJIGA:
          Los Uréteres Son dos pequeños tubos, procedentes uno de cada riñón, que miden unos 40 cm. de largo y 0,3 cm. de grosor. Transportan la orina que se forma en los riñones, desde éstos a la vejiga urinaria situada en el fondo del pubis. Para ello, realiza unos movimientos peristálticos que comienzan en la pelvis renal, avanzando en un movimiento continuo hasta la vejiga urinaria de forma que en 25 segundos expulsa toda la orina acumulada en el uréter.

          La Vejiga Urinaria es un gran saco formado por fibra membranosa muscular, es capaz de almacenar hasta 500 ml. de capacidad ya que posee suma elasticidad. Una vez que la orina llega a la vejiga no puede volver a los uréteres ya que cuanto más orina acumula, más se cierra el agujero de salida de los mismos.  Cuando la vejiga contiene unos 300 ml. se siente el impulso de orinar y la orina es expulsada al exterior en un acto voluntario a través de la uretra





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada